Ayahuasca, Maestra de maestras

Un día conocí que existen plantas maestras, que hablan, que enseñan y curan, plantas con espíritu ancestral, antiguo, llenas de energía cósmica, con raíces profundas que llegan hasta el corazón de la tierra, con ramas frondosas que se elevan hasta el corazón del cielo.

De entre todas esas plantas, abundantes en conocimiento silencioso, existe una que es la gran abuela de todas las otras plantas, maestra de maestras, tiene la esencia de la selva, la sabiduría de la serpiente, la fuerza del jaguar, habla el lenguaje universal del amor, la energía más pura, única, sin igual.

Cuando la tomas, devora tus miedos, derriba tus paradigmas de la vida, de la muerte, disuelve tus egos ybte lleva al centro vital de tu verdadera esencia, libre de creencias, de interpretaciones, de pensamientos, de juicios, de condicionamientos.
Le conocen como la liana de los espíritus, conecta con otras dimensiones de la conciencia, a universos paralelos, te permite contactar al plano dónde se encuentran tus ancestros, todo esto desde dentro de ti, como si siempre se hubiera encontrado su espíritu en tu cuerpo, mantiene tu energía en constante movimiento.

Primero limpia, purga, desintoxica, trabaja a nivel físico, mental, emocional y espiritual, cuando aligera la carga en estos cuatro niveles, entonces comienza la descarga de información, cifrada en partículas de colores nunca vistos, de sentimientos y sensaciones totalmente nuevas, la memoria molecular se refresca, el adn se activa, permitiendo la libre circulación de lo que en el se resguarda, nos reconocemos como parte del gran espíritu, entonces volamos y nos convertimos en agua, en aire, en fuego, en tierra, volamos y nos transformamos en selva, en bosque, en desierto, en mar, en río, en lago, nos transformamos incesantemente en todas las posibilidades del vasto multiverso, nos deleitamos en la infinita multitud de seres que existen dentro de nosotros mismos, asi conocemos la inmensidad que nos habita y dejamos de identificarnos con una sola forma, incluso se puede perder la forma, fundirse con la totalidad como una sola conciencia, un solo ser, en un cuerpo que se expande hacia todos los rumbos.

Avanzar sin miedo es caminar en amor, en armonía, en paz, saber que la decisión es nuestra es una llave mágica hacia la felicidad, para construir una vida plena, mantener nuestro propio templo en equilibrio y decidir cada acción siempre manteniendo en mente al todo, concientes de ser parte del cosmos e intencional hasta la más simple de las palabras con el más profundo amor por la vida, despertar en nosotros a todos los seres, trabajar en nuestro interior el interior de nuestros hermanos y hermanas, sanar en mi lo que no me gusta de las demás personas, porque para poder estar en paz con el mundo, debo estar en paz primero conmigo mismo.

Recuerdo que siempre supe que las plantas pueden ser maestras, que hablan, que curan y enseñan, recuerdo que mientras soñaba con serpientes, me vi a mi a mi mismo como un jaguar negro con manchas blancas, acechaba con sigilo las sombras de mis ancestros, salté a un árbol, descubrí que el cielo nocturno era mi cuerpo, las manchas blancas que llevaba sobre mi cuerpo de jaguar eran las estrellas, las estrellas eran mi pasado pero también mi futuro, el movimiento de felino cósmico mi presente, la medicina de la selva un espíritu que me llena de vida y me enseña a no tener a la muerte, que la muerte es mi amiga pues sin ella la vida no tendría sentido, y sobre todo que el tiempo es relativo, porque si lo vives en amor puedes arañar el infinito con tus dedos.

Ahora me encuentro encendido, mi fuego interno dialoga con el universo interno y externo, me hablan las voces de los insectos, las voces de los ancestros ocultos en las luminosas estrellas en el cielo, dicen que todo cura, que todo sana, que todo lleva medicina dentro.

Ayahuasca medicina me colmas de agradecimiento.

Eraclio